¿TODAVÍA NO ESTÁS REGISTRADO?

CREA UNA CUENTA

Pastel de espárragos blancos y verdes

90 MINUTOS
DIFICULTAD
POPULARIDAD
COMENSALES 4 x

La receta de esta semana es perfecta para disfrutar de productos de calidad de la huerta, como son los espárragos blancos y verdes. En esta ocasión, prepararemos un delicioso pastel con estos dos tipos de espárragos, un plato fácil de preparar y perfecto para tomar en cualquier ocasión, así como en casa o fuera. ¿Empezamos?

  1. En primer lugar, cortamos los espárragos verdes para utilizar las partes superiores, aunque también los podéis emplear enteros. A continuación, los cocinamos ligeramente en una sartén con un poco de aceite de oliva, para reservarlos una vez que tengan el punto deseado
  2. Escurrimos los espárragos blancos para que pierdan todo el agua posible
  3. En un recipiente, ponemos la nata líquida, los huevos, la sal y la pimienta, y lo batimos todo bien hasta que la mezcla adquiera una consistencia cremosa, y sin grumos
  4. Ponemos el horno a precalentar a unos 170 grados
  5. En un molde para horno, previamente engrasado con mantequilla, vamos preparando el pastel. Para ello, alternamos una capa de la crema, con otra de espárragos blancos y verdes.
  6. Repetimos el proceso hasta que tengamos la cantidad de pastel deseada, teniendo en cuenta que la última capa de espárragos deberá quedar tapada por crema
  7. Horneamos el pastel durante, aproximadamente, una hora, a la temperatura a la que hemos precalentado el horno. Para saber que el pastel está listo (algo que puede suceder antes de la hora) lo pinchamos con un palillo, y si lo retiramos limpio, es la señal de que ya está en el punto

Como habéis visto, se trata de una receta sencilla y muy sabrosa, perfecta para disfrutar en verano. ¿Y vosotr@s, os gusta la idea de combinar ambos tipos de espárragos o preferís usar solo uno de ellos? Os leemos

Deja una respuesta

captcha

Publicar el comentario